ir para página inicial Clube Uruguaio do Rio de Janeiro
 
Montevideo, 6 de Octubre de 2000.

Club Uruguayo de Río de Janeiro
Comisión Directiva
Sr. Presidente
Don Esteban Pedro Ibarra
Presente.


De mi mayor consideración y estima.

Tengo el agrado de remitir a Usted esta reseña histórica de la fundación de nuestro Club Uruguayo de Río de Janeiro, al cumplirse el próximo 6 de noviembre su décimo cumpleaños.

Entiendo que conocer nuestro nacimiento nos identifica con mayor fuerza con nuestro quehacer institucional de hoy y nos estimula a continuar con ese vigor que Ustedes aplican al desarrollo permanente de actividades que hacen a la confraternidad de los orientales en tierras cariocas.

Lleguen estas modestas líneas y con ellas mi saludo afectuoso y pleno de augurios de continuidad y engrandecimiento de nuestro entrañable Clube, saludos que hago extensivos a la Comisión Directiva y al Cuerpo Social y amigos; gracias por vuestro empeño, esfuerzo y patriotismo.


Juan José Fernández Parés
Capitán de Navío (CG)(R)
Presidente

........................................................................................................................


A los diez años de la fundación del
Clube Uruguaio de Río de Janeiro
Reseña Histórica


Aquel 7 de marzo de 1990, llegamos mi esposa Inés y yo a Río de Janeiro; nuestra República me había designado Asesor del Coordinador del Área Marítima del Atlántico Sur y por ende Agregado Naval Adjunto.

La Coordinación citada se instituyó en junio de 1966 en Río de Janeiro en la Primera Reunión de Comandantes en Jefe de las Armadas del “Área Marítima del Atlántico Sur” (AMAS) integrada por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

El Coordinador del Área Marítima del Atlántico Sur (CAMAS) sería en tiempo de paz un Oficial Almirante de la República Argentina y de la República Federativa del Brasil, rotando cada dos años, teniendo como cometidos todo lo referente al control de tráfico marítimo en esa área (AMAS), coordinar las instrucciones generales de escoltas navales, mantener actualizados los sistemas de rutas y coordinar y dirigir los ejercicios de Control Naval de Tráfico Marítimo Interamericano, contando con asesores de las partes integrantes del AMAS. A partir de 1992 nuestro país ingresa en la rotación de conducción, cumpliendo en Montevideo un Oficial Almirante uruguayo, las funciones de CAMAS.

Llegamos a Río de Janeiro en un momento difícil por las medidas económicas que había tomado el Gobierno, pero luego de un búsqueda de varios días pudimos alquilar un apartamento amoblado en la calle Prudente de Morais 1234 Ap. 701 (cabe agregar que Prudente de Morais fue el primer Presidente Civil que tuvo la República de Brasil).

En el Edificio del antiguo Ministerio de Marina, cerca de Plaza de Maua, estaba la sede del CAMAS, y los cuatro asesores teníamos allí nuestro lugar de trabajo, en una Sala amplia estaba el Capitán de Navío don Héctor Jiménez Uriburu, argentino, Capitán de Mar y Guerra Aercio Flavio Pereira Duarte, brasileño, Capitán de Fragata luego de Capitán de Navío, Jorge Doria Guerin, paraguayo y yo por nuestro País.

En buen clima desarrollamos nuestro trabajo con la conducción del CAMAS, contra Almirante Sergio Martín Riveiro. En las horas libres, ya que el servicio era de 08:00 a 17:00, me dediqué a estudiar la historia del Brasil, e inclusive a terminar un libro que había intitulado “Hombres de mar, un estilo de vida”.

Finalizado el mismo y mandados los originales a montevideo, se imprimió con el prólogo del Dr. don Walter Santoro, habiéndose presentado en Reunión de Socios de la Liga Marítima Uruguaya, de la cual soy Socio Fundador y Presidente de la Comisión Directiva por tres períodos (seis años).

Y llegó el 25 de agosto de ese año de 1990 y la Cónsul General, Doña Lylián Camps de Vázquez, reúne en conmemoración de la magna fecha en su apartamento de Viera Souto a un núcleo de uruguayos y autoridades brasileñas.

Invitados que fuimos, concurrimos con mi esposa y previo anuncio, con mis padres que estaban pasando unos días con nosotros.

Allí en esa reunión tuve la oportunidad de conocer a uruguayos y conversar con ellos, en particular debo referirme al Ing. Jorge Spitalnik, con quien luego de mi presentación, hablamos de varios temas, incluso le pregunté si existía algún Club que reuniera a los uruguayos residentes en Río de Janeiro, me contestó que la iniciativa no se concretó.

Mi pregunta había sido recordando que el Capitán Jiménez Uriburu compañero en el CAMAS, me hablaba del Clube Argentino de Río de Janeiro y de sus fluidas actividades.

De vuelta a mi casa pensé que podíamos hacer un intento para constituir el Club de uruguayos residentes en Río de Janeiro.

A tales efectos, y sabiendo que en octubre arribaría a puerto la Fragata uruguaya R.O.U. Artigas, programé reunir en un almuerzo a bordo a algunos compatriotas residentes y entusiasmarlos para formar el Clube.
Con tal motivo fui a ver al Sr. Rodolfo Braselli, Gerente de la Agencia de PLUNA quien me facilitó muy gentilmente nombres de compatriotas y sus respectivos números telefónicos.

A fines de octubre arribó a puerto la Fragata R.O.U. Artigas al Comando del Capitán de Fragata (CG) don Mario Oliva, organizando entonces el almuerzo, previas coordinaciones de estilo. Tuve el honor de recibir a bordo a los don Alvaro Arias, Sr. don Ruben Lipiec, Sr. don Manuel Raul Velo, Sr. don Ruben Vázquez (esposo de la Sra. Cónsul General), Sr. don Eduardo Chiodi (funcionario de nuestro Consulado) y sus suegro don Héctor Antuñano, español.

Luego de un aperitivo y correspondiente almuerzo, expusimos la idea y entonces los presentes firmamos un compromiso de fundar el “Clube Uruguaio de Río de Janeiro”, para lo cual había llevado copias del Estatuto del similar argentino en el cual se basó el nuestro.

Hago una pequeña digresión, el libro “Hombres de mar, un estilo de vida” en español le fue presentado al Director do Serviço de Documentaçao Geral da Marinha, Capitao de Mar e Guerra (RRm) don Max Justo Guedes, excelente Almirante en Situación de Retiro por sus invalorables aportes a la Marinha y a su País.

Pues bien al Contra Almirante Guedes le gustó el libro y me convenció de
traducirlo al portugués, e inclusive me dio buen material de historia, que
incorporé gustoso a la nueva edición, y aquí llego al punto, la presentación escrita del libro estuvo a cargo del Contra Almirante Max Justo Guedes, el Coordinador – Geral da Cofradía dos Velhos Marinheiros, Joao Do Valle Rosauro de Almeida y por el Clube Uruguaio de Río de Janeiro, ya constituido, su Presidente el Doctor don Juan Antonio Cabrera Fiat, quien entre otros conceptos expresó:
“Nosso Clube tem suas origens a bordo da Fragata uruguaia R.O.U.
Artigas, pois ali nos reunimos em outubro de 1990, por convite do Capitán
Fernández, um grupo de uruguaios residentes no Río de Janeiro, e, após
receber muitas atençoes dos marinheiros compatriotas, se viu concretizada a esperança de nos juntar para fundar nosso Clube de residentes uruguaios no Río de Janeiro,, com a finalidade de aumentar nosso convivió social e cultural; por isso a fundaçao de nosso Clube está estreitamente vinculada com o mar”.

El 6 de noviembre de 1990, los uruguayos residentes en Río de Janeiro y
amigos, nos reunimos en Asamblea en el LEME PALACE HOTEL, gerenciado
por nuestra compatriota Norma Lanaro Carvajal y luego de las palabras de presentación, se eligieron a las autoridades que conducirían los destinos de nuestra Institución Social. Había nacido nuestro querido Club Uruguayo de Río de Janeiro, con salud, amistad, comprensión y patriotismo.

Por la comisión Directiva:
Presidente Dr. Juan Antonio Cabrera Fiat, 1º Vice Presidente Ing Jorge
Spitalnik, 2º Vice Presidente Sr. Ruben Lipiec, Secretario Sr. Alvaro Gustavo Arias, Tesorero Sr. José Sampol, Vocales Ing. Julio Hernández, Sr. Raul Velo, Sr. Hugo Piedrafita, Ing. Enrique Terra, Ing. Quim. Luis Lluberas.

Por la Comisión Fiscal
Presidente Titular Sr. Rodolfo Braselli Alves, Vocales Titulares Sr. Luis
Trajtenberg y Sra. Vivian Pollack, Presidente Suplente Sr. Domingo Ramos, Vocales Suplentes Sr. Félix Ayestarán e Ing. Ricardo Aguirre.

El 4 de diciembre del año 1990 a las 20:00 horas, nos encontramos los socios y amigos del Clube Uruguaio do Río de Janeiro, en una Cena-Buffet de amistad, confraternidad y despedida del año, que se realizó en el salón Nobre del Leme Palace Hotel, con el marco de la Bandera de nuestra Patria y de la República Federativa del Brasil, iniciando este primer encuentro el Presidente Dr. don Juan Antonio Cabrera Fiat con palabras de bienvenida a mas de cien asistentes, dando “Destaco al Sr. Presidente la satisfacción de este jefe de misión por el nacimiento de una institución que por su propia naturaleza, reavivará los lazos de unión de sus integrantes con nuestro País y contribuirá con su actividad al mejor conocimiento del Uruguay en el medio brasileño”.

Con fecha 5 de diciembre de 1990 se nos otorgó la Personería Jurídica, ya
teníamos entonces nuestro certificado de reconocimiento institucional,
comenzamos nuestras actividades el 6 de mayo de 1991, con un Ciclo de
Conferencias que inició nuestro Presidente Dr. don Juan Antonio Cabrera Fiat y destacado panel, tratando el tema “Climaterio”.

Posteriormente se llamó a Concurso con las Bases correspondientes para
creación del distintivo de nuestro Clube.

El día 2 de abril se reunió el Jurado con la Presidencia del Ing. Enrique Terra y los Miembros Ing. Quim. Héctor Luis Lluberas, Sr. José Onto Vago y el suscrito, luego de las actuaciones y consideraciones del caso, se resolvió por unanimidad adjudicar el Primer Premio a la propuesta bajo seudónimo “Tricolor”, que luego de abiertos los sobres con las identificaciones resultó ser el Ing. don Ricardo Aguirre, se otorgaría Mención de Honor a los concursantes con seudónimos “La Farola”, “Chacao” y “El Chino”, quien resultaron ser el Ing. don Jorge Spitalnik, Sr. don Raúl Velo Castro e Ing. don Julio Hernández, respectivamente.

El primer “BOLETÍN INFORMATIVO”, en hojas de oficio doblado al medio,
se editó en noviembre de 1990, y era escrito a máquina por el suscrito en su OLIVETTI, modelo Tropical, para luego de las fotocopias correspondientes, ensobrar y enviar a los estimados socios. Siempre cuidamos celosamente de no emitir juicios o calificativos genéricos o personales que pudieran ofender o apenas rozar la sensibilidad del Socio compatriota por su condición laboral, profesional, religiosa, etc, que en definitiva puede llevar a la propia retrogradación del autor de esos juicios.

En no pocas palabras aquí esta la historia del nacimiento y primeros pasos de nuestro entrañable Clube, hoy cuando recibo, por vuestra generosidad, el Boletín Informativo y veo, además de las interesantes noticias, artículos, importantes actividades que se cumplen y una presentación de edición de primera, me siento orgulloso una vez mas de mis compatriotas residentes en Río de Janeiro, que distinguen y honran a nuestra Patria.

Éxitos permanentes en las actividades del Clube y las seguridades de amistad, respeto, consideración y cariño entre sus asociados, son y serán siendo los propósitos fundamentales de los excelsos compatriotas residentes en Río de Janeiro, nucleados voluntaria y patrióticamente en nuestro Clube Uruguaio de Río de Janeiro. Con mis saludos junto a las expresiones personales de estima y sano orgullo.Juan José Fernández Parés
Capitán de Navío (CG)(R)
Socio Fundador