Clube Uruguaio do Rio de Janeiro

Conmemoración de los 10 años del Club Uruguayo
(dezembro/2000 - Boletim nº 83)

   Que nos perdonen la falta de modestia, pero esta vez.... ¡nos pasamos! ¡Eso si que fue un festejo de cumpleaños! Al final el Club lo merece, tan bien que se ha portado con todos sus socios a lo largo de sus jovenes 10 añitos.

    Ya de entrada, con las introducciones y textos pronunciados por la “grande” Elaine Ayestarán, se inició la fiesta con la presentación del Coro del Club, integrado por 23 angelitos y dirigido por el maestro Gibran Helayel. Aunque jovencito, con solamente cuatro meses de ensayos, se animó a enfrentar los leones con una música de Villa Lobos, otra de la España medieval y encerró con una del uruguayo Alfredo Zitarrosa.

    Ahí vino la virtuosa guitarrista uruguaya Maria Haro, que después de un lindisimo recital terminó con una “Cumparcita” de hacer caer los lagrimones. Mirtha Cuitiño recitó, emocionando a todos, dos poemas de autores uruguayos y como si fuera poco, con un fondo de guitarra por María Haro. No podía faltar un cantor de tangos, fue el también uruguayo Héctor Luis que acompañado por el guitarrista Chiquinho (brasilero pero con una puntita oriental en el corazón), hicieron cantar a todo el mundo. El alegre y animado encerramiento fue con un mago del candombe, Beto Lopez, otro uruguayo, que junto con el talento del santafesino Cesar, atacaron la asistencia con su show de percusión.

    Claro que también no faltaron los conmovedores pronunciamientos, del Cónsul General José Varela, del Presidente del Club Esteban Ibarra y de los ex-presidentes Julio Hernández y Fernando Braga, que con afectuosas palabras relataron las realizaciones del Club desde su fundación, recordaron a su inspirador, el C/N J.J. Fernandez, y ya pensando en el futuro, llamaron a cumplir con nuevos objetivos. Al final se hizo un brindis por el aniversario, marcando el final de la sorprendente conmemoración y convidando para la fiesta que seguía. Fue ahí que entró nuestro ya conocido DJ Edson Freitas, que animó la fiesta con luces y músicas de todos los tiempos. Consiguió hacer que hasta los más almidonados se sacudieran al sabor de los diversos ritmos. La sección de sorteo de premios fue de primera gracias a las gentiles donaciones, un pasaje para Montevideo, un objeto de arte de Ion Moresanu, una cartera Victor Hugo, un fin de semana en el Sitio do Rumo y un collar de la “griffe” Beto. Y la cosa no acabó por ahí, el bailongo continuó hasta entrada la madrugada. ¡Una maravilla!

    En las semanas que siguieron fueron recibidas innumerables correspondencias con felicitaciones, elogios y deseos de felicidad, no sólo desde Rio de Janeiro, como de otros lugares de Brasil y hasta del exterior, el CURJ agradece las manifestaciones y queremos que sepan que, además de estimular a las hormiguitas que trabajan por el engrandecimiento del Club, fueron recibidas con mucho cariño. Al CLUB URUGUAYO DE RIO DE JANEIRO le reiteramos nuestros votos de un feliz aniversario, que continúe nos contagiando con su juventud y le decimos que queremos festejarle infinitos cumpleaños más.

Por Ricardo Aguirre
Para URUGUAY EN RÍO